Prácticas en la UOC

siendo en 140 caracteres

Posted on: noviembre 13, 2009

A las 20hs del 12 de noviembre de 2009, hace ya 635 tweets que formo parte de Twitter, la herramienta de microbloging quizás más popular del planeta. Para quienes no saben de qué va, recomiendo este excelente post de esa excelente bitácora de JLori que es Ecuaderno.

La pregunta que motiva twitter, la promesa, su invitación, es sencilla “Qué estás haciendo?”. Pero bien sabido es que la máquina no es sino lo que el hombre hace con ella. Así las cosas, twitter es mucho más que la respuesta a dicha pregunta (de hecho uno de los temas en los que reinciden sus usuarios -reincidimos- es en tratar de definir qué es twitter).

De entre todas aquellas cosas que comienzan a ocurrir con el uso de twitter quisiera rescatar aquí una, enlazada con aquello que me preguntaba al final del primer post. Apunto específicamente a la construcción de la vida social y la identidad en las interacciones mantenidas a través de medios digitales y su interconexión con la vida no-digital (es que creo que a mi me queda algo: ).

En twitter, los seguidores logran a través de la lectura de los microblogs de cada usuario, conformar una imagen mental de cada uno, en una suerte de conversación permanente y atemporal. Esa imagen no se separa de la imagen que el propio usuario tiene de sí mismo sino que se retroalimentan de forma no lineal sino compleja -se están construyendo entre sí-; pero la imagen del usuario de twitter estalla en sus propios límites -los del software- cuando se complejizan las interconexiones que el servicio establece a través de sus aplicaciones online -listas, sitios donde alojar fotos, vinculación con otras redes sociales como linkedIn o Facebook, entre tantos otros-. De hecho, twitter ha sumado una nueva herramienta que posibilita la creación de listas de usuarios a partir de los propios usuarios: a aquello que creo y digo que soy, y lo que imaginan que soy, se le agrega un tercer y determinante componente: ahora los usuarios elijen qué soy. Si en Facebook la folksonomía se efectúa conforme a lo que el usuario propone –es posible etiquetar una foto o escribir en un muro siempre que el usuario suba una foto ó permita escribir en el muro-, aquí la folksonomía se realiza sobre el propio usuario. Los demás me categorizan, me marcan.

Es malgastar energías renegar de dicha posibilidad, en tanto es inherente a la convergencia que se busca entre sistemas y servicios, pero sí abre una serie de interrogantes respecto de la identidad de los usuarios, en la medida que los servicios se conectan entre sí.  Aquello que aprendimos con Foucault en el Orden del discurso respecto de qué decir en cada lugar, aquí comienza a ser más difuso, pues ¿cuál es el lugar si todos se alimentan entre sí?.

Voy a mi caso, que es bien práctico y está aquí a la derecha: la posibilidad de utilizar una cuenta de twitter y conectarla con la gestión de un espacio como un blog es una decisión exclusiva del usuario. Pero ¿qué estoy haciendo al realizarlo, además de agregar un widget al blog?. No estoy sino tomando decisiones que contribuyen a la construcción de mi identidad digital.

Y ya pueden ver ustedes de qué va mi decisión: sumar un widget gratuito de wordpress que permite indexar mis tweets automáticamente. Lo hice por una razón muy sencilla: para experimentar en carne propia aquello que daba vueltas en mi cabeza desde hace un tiempo. Miro ahora mis tweets al costado del blog y encuentro alguno vinculado a estas temáticas – @brunomenarvinoChina tiene una Oficina de Modificación Meteorológica de Pekín con la que dispersan nubes y hacen nevar http://tinyurl.com/yc76udf – pero claramente otros que se separan de este ámbito – @brunomenarvino en el diciembre final / será un nuevo amanecer / para la galaxia, cantan los El mató. ¿Tendrán razón?.

Y, claro, tengo sensaciones diversas. Y varias preguntas que supuse podría hacerme a estas alturas, y otras nuevas, que anoto para cerrar (pues está claro que no tengo las respuestas…)

¿Arrepentirme constitiría en quitar el gadget? ¿Estoy seguro que esa información no quedará ya indexada y disponible para el resto de los usuarios?

¿Es lo mismo mantener estas separaciones en el mundo digital que aquellas que mantenemos en nuestra vida no-digital?. ¿Se juegan lógicas equivalentes?

Y si indagáramos en aquellas lógicas, ¿no sería tema de acuerdo entre los usuarios únicamente, dejando fuera por ejemplo a actores que están buscando perfiles de usuarios? (una empresa que busque perfiles laborales inclusive en los tweets, por ejemplo)

Cuáles serán los dominios -en términos de dominios de conocimiento- en los que quede incorporada nuestra historia de tweets e interacciones a través de microbloggin (ó: ¿estaremos dejando el rastro para que nuestro archivo alguna vez nos condene a manos de quién?)

La simpleza, flexibilidad y la búsqueda de convergencia entre TIC, ¿no será a la vez una promesa de la que muchos no nos preguntamos sus implicancias en lo relativo a nuestra identidad en el mundo digital? (que las herramientas puedan conectarse, ¿es bueno de por sí?)

Vinculado con esta última pregunta, finalizo con un video muy popular, que en su afán de explicar twitter, parece vender nuevamente aquella máxima obsoleta del medio como mensaje

Anuncios
Etiquetas: , ,

2 comentarios to "siendo en 140 caracteres"

Buen post.

Me ha hecho repensar un artículo que leí el otro día sobre los arrepentidos de Facebook: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/arrepentidos/Facebook/elpepisoc/20091111elpepisoc_1/Tes

En este artículo se cuentan los problemas que tiene un homosexual que va a ingresar en las fuerzas armadas estadounidenses para compatibilizar su comunidad en la vida virtual con la comunidad en la vida real.

Muchas gracias Ander!
Está bueno el artículo. Yo creo que el desafío pasa por no matar al mensajero (es Facebook un problema en sí? Podrían destacarse infinidad de casos donde ha servido además para casos muy loables), ni comprar a ciegas la promesa comercial que ofrecen estos servicios (la frase del final del doctor Fogg, de la Universidad de Stanford, que califica de anacronismo no contar con una cuenta de Facebook y la compara con huir de la sociedad…). Estar ahí en el medio, poder analizarlo e ir mirando las transformaciones, es el camino que en mi caso he iniciado con este Máster.
Un saludo y prometo pasarme pronto por coffe-tic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: